Antigua y Barbuda: La Experiencia De Nadar Con Mantarrayas

En la isla de Antigua, se vive la experiencia única, de nadar con las Mantarrayas. Es una oportunidad increíble el poder nadar con estas lindas especies en el medio del océano, interactuar y hasta acariciarlas.
Las mantarrayas son de aguas templadas, por eso el mar caribe es el lugar ideal para conocerlas.
Con anterioridad, y en lo personal, ya había vivido la experiencia de nadar con estas fascinantes especies en Las Islas Caymanes hace un par de años atrás. Pero ésta vez quise experimentarlo en esta hermosa isla, Antigua y Barbuda. Definitivamente fue una decisión asertiva el volver a lanzarme a la aventura.

¿Cómo Llegar?

Desde el puerto hasta las instalaciones de Stingray City toma casi 30 minutos en autobús, les aconsejo contactar a Stingray City para realizar el “booking” necesario. En Stingray City nos organizaron en botes, los guías nos dan instrucciones sobre qué hacer y no hacer mientras estás en el agua con las Mantarrayas. También nos proporcionan con un equipo de Snorkel.
Como a 15 minutos hacia el mar abierto, casi en medio de la nada, están las lindas mantarrayas que nadan libremente. Todas las personas empiezan a lanzarse al agua, para interactuar con ellas. Es muy emocionante, pero también puede ser que al inicio,  sientas un poco de miedo, pero créeme que ese sentimiento pasará en un par de minutos, al final estarás encantado por las mantarrayas y no hay duda que, definitivamente, querrás volver a hacerlo.
El agua en esta parte del mar no es profunda debido a formaciones de arena. Por lo tanto, puedes caminar libremente dentro del agua sin necesidad de nadar.
Hay una gran cantidad de Mantarrayas, así que donde pongas la mirada encontrarás a una.
Una vez estás dentro del agua la mantarrayas se acercan a ti, a veces hasta cuatro al mismo tiempo! Ten en cuenta que las mantarrayas no están obligadas a estar allí, no están capturadas. Ellas simplemente llegan a esta área nadando libremente, están es su hábitat y nosotros somos sus visitantes, ellas son buenos “hosts”.
En todo momento te encuentras rodeado de fascinantes Mantarrayas, de todos los tamaños, nadan libremente a tu lado, y como lindos gatitos les gusta pasar rozándote la piel. Tienen una textura tan suave y fina. 
Sin duda alguna una experiencia muy linda. Su nado se asemeja a las aves cuando utilizan sus alas. El aguijón de la cola no es venenoso, pero hay que tratar de no acercarse desde la parte de atrás, Siempre por delante, cuando las quieras acariciar.
Definitivamente me atrevo a decirte que esta actividad será el “Highlight” de tu visita en Antigua y Barbuda,  también recomiendo el que tomé hace unos años atrás en las islas de  Gran Cayman, es igual de increíble y fascinante.
Imagino que una de las dudas que tendrás será acercade la seguridad al hacer este nado, pues, ¡Sí, es muy seguro! En todo momento estas con guías que están entrenados para ello, y también te hablan sobre estos animales, lo cual es muy interesante de aprender.
Es importante recalcar que no debes intentar sacarlas del agua, (Obviamente) y también tratarlas con delicadeza, seguir en todo momento las instrucciones de los guías, que están supervisando la actividad. Aparte de toda la diversión, debemos siempre tener presente que lo principal es cuidar y respetar nuestro planeta y lo que en el habita.
Me imagino que estarás pensando sobre la seguridad al hacer este nado con las mantarrayas, pues, si! En todo momento estas con guías que están entrenados para ello, y también te hablan sobre estos animales, lo cual es muy interesante de aprender.
Al culminar, regresamos a las instalaciones, en donde nos refrescamos con un típico “Rum Punch” caribeño.
Bon Voyage,
With ♥

Deja un comentario