Cuando La Marea Nos Unió

<< …No Nos Dábamos Cuenta Que Creábamos Recuerdos. Solo Sabíamos Que Nos Estábamos Divirtiendo… >>

¿Te suena esa frase? Cuando la escribimos como “Caption” en una de las primeras fotos que nos sacábamos, hace casi tres años atrás en una fiesta, la verdad no estábamos muy seguras de su verdadero significado ni mucho menos imaginábamos lo que estaríamos por vivir.
“First things first”, permítanos presentarnos. Nosotras somos Brenda, Hazel y MJ. Y así fue como listas para embarcarnos (literal) en una nueva aventura a bordo de uno de los tantos cruceros en el mundo, empezamos esta gran aventura, tres amigas que se conocieron “Randomly” convirtiéndose, en tiempo record, en las mejores compañeras de viajes.
¿Alguien pensó que trabajar abordo sería sólo laburo y lucro? …Pues piénselo nuevamente!
Si bien es cierto, ser parte de la tripulación de un barco no es tarea fácil, pero de seguro, es gratificante. Es un ambiente y una vida, llamémosla, “Interesante” llena de retos, vivencias y gente de todas partes del mundo. Y fue aquí precisamente, donde tres completas desconocidas con distintas nacionalidades, se unieron por primera vez en un crucero navegando desde Seattle en U.S.A. y así las primeras historias se empezaron a escribir.
Tal cual sucedería al conseguir un empleo nuevo en casa (Quiero decir en tierra). El primer día de trabajo puede ser algo abrumador, porque un nuevo lugar, nuevo ambiente de trabajo, nuevos compañeros, nuevas rutinas y nuevos retos, no son cosas que pasan por alto cuando empiezas a descubrir los pros y contra de aquel cambio que tanto estabas buscando. A todos les pasa, y definitivamente trabajar a bordo de un crucero no es la excepción, claro puede implicar un poco más de “Sacrificio” porque prácticamente debes estar preparado para mudarte constantemente y vivir en un “Hotel Flotante” (Como muchos lo llamarían) por un periodo de algunos largos meses, dejando atrás tu hogar, familia y amigos. Pero por más trágico que esto podría sonar, realmente no lo es tanto, o bueno no se siente así una vez instalado.
Aquí te queremos contar como hicimos para aliviar un poco esta transición y como fue conocer y aprender a convivir con totales y completos extraños convirtiéndolos en tu “familia” lejos de casa.  
¿Cómo fue nuestro primer encuentro? Se podría considerar como “Primer Encuentro” la noche en que las tres decidimos ir por unos tragos luego del trabajo y “Hang Out” por un rato. Evidentemente una de nosotras fue intermediaria para reunirnos y presentarnos. Aunque algunas veces estas introducciones no resultan como uno espera, aquella noche sí fue la excepción. Tres chicas con tan poco y mucho en común. Tres países distintos, mismo idioma, distintos cargos, viviendo en un mismo lugar, distintas edades, pero con las mismas ganas de comerse el mundo, se encontraron.
También podríamos agregar que nuestra “Primera Salida” al Butchart Gardens en Victoria, Canadá; fue un “Major Fail” porque una de nosotras se quedó dormida luego de aquella noche “Casual” de sólo “Un Par De Tragos”, así que decidimos postergar, o bueno, cancelar ya que nunca volvimos a intentar visitarlo. Pero eventualmente hubo muchas salidas, que compartiremos a detalle en próximos blogs. Sin embargo, y sin realmente darnos cuenta (quisiera decir poco a poco, pero la verdad cuando vives en un barco ese término casi no se aplica) nos fuimos acercando en cuestión de muy pocos días y en menos de lo que pensarías ya nos encontrábamos haciendo planes para futuras visitas a algún lugar del mundo al cual nuestro “Hotel Flotante” nos llevaría. De compras, compartiendo desayunos, almuerzos y cenas juntas, con quizás algunos otros buenos amigos que se sumaban. Pero al final del día éramos las tres, siempre las tres chicas, compartiendo el té después del trabajo y antes de ir a bailar o una “Movie Night” en los días más “Tranqui”. Y ni mencionar cuando la hora del “Party” llegaba, ahí debíamos estar, contra todo pronóstico sin importar las horas de sueño que nos estaban faltando, porque si eres o fuiste tripulante, sabes de lo que estamos hablando. Cuando de algún extraño lugar que desconocías dentro de ti, sacas las fuerzas que te hacían falta para deberle a tu cuerpo otras horas más de sueño, que por más que te jures y jures, algún día recuperaras, “Let’s face it” nunca lo harás.
¿Podríamos elegir el momento más memorable de nuestra convivencia? Pues no sé si podríamos la verdad hay demasiados que vienen a nuestra mente. Sin embargo, las historias de nuestras primeras impresiones son nuestras favoritas. Retomemos la parte en que hablamos de una de nuestras primeras noches juntas. “The Beach Party”, una fiesta organizada por el “Crew” para el “Crew”. Este tipo de fiestas temáticas suelen tomar lugar abordo al menos una vez al mes, son un relajo y lo que muchos se la pasan esperando por todo el mes, ¿Por qué? Sencillamente porque muchas veces son el escenario de nuevos romances, nuevos dramas, un motivo más para beber como si estuvieras de vacaciones, la excusa perfecta para hacer eso que hace algunos días querías, pero la sobriedad no te permitía. Entre tragos que van y vienen, extraños sin motivos reales se te acercan, intentando establecer una falsa conversación que les asegure no dejar el lugar solos y, como lo mencione antes, dramas internos que poco importan cuando estás de regreso en el mundo real (Casa). Pero entre todo siempre algo o alguien hace la diferencia y fue así que inició nuestra amistad, reunidas en una mesa, platicando, bromeando entre nosotras, riéndonos de todo y algunas veces todos. Descubriendo y aprendiendo de cada una de nosotras desde esa noche en adelante.
Y claro, hay que saber que, al igual que la prenda que ordenaste online, NADA es perfecto y pues un viaje o la compañía perfecta, tampoco existen. Incluso si decides emprender el viaje planeándolo meses a detalle sólo o con tus mejores amigos de toda la vida, algún familiar o incluso tu pareja. Siempre habrá diferencias entre ustedes, y aunque podría sonar algo cliché, es ahí donde radica la clave del “Éxito” de la convivencia. Y esto no lo descubres de no ser por estas increíbles personas que se cruzan en el camino. Que, sin importar la distancia, los meses e incluso a veces años separados, siempre hallarán la forma de estar ahí acompañándose de alguna manera.
Y lo que dicen es cierto << Nadie te quita lo bailado >> y eso es precisamente lo que este momento trajo a nuestras vidas, pues, aunque pudo o puede ser “Short & Sweet” son los recuerdos que te llevarás contigo toda una vida.
Nosotras nos lanzamos a la piscina, con muchos planes en mente, sin saber que algunos de ellos cambiarían en el camino y si me preguntas ¿Realmente valió la pena? Te diría una y mil veces que, si lo vale.
Aquí es donde todas las frases de motivación, de viajes y de estilo de vida de Pinterest aplican, porque << Sólo se vive una vez >> y es muy cierto. Así que, si estás pensando en empacar tus cosas y hacer maletas listo para enrumbarte en una nueva aventura, ya sea sólo o acompañado, con un plan o sin uno, te diría que no lo pienses dos veces, pues esta puede ser la oportunidad, que sin importar la edad que tengas, podría darte ese empujoncito o el giro total a tu vida que tanto estabas necesitando.
Tomar distancia de lo cotidiano, conocer y experimentar de primera mano nuevas culturas, son sólo algunos de los beneficios que tendrás solo por atreverte a vivir la vida que muchos esperan “algún día” se convierta en una realidad, y correcto, no es nada fácil, pero despertar cada día en un nuevo lugar es realmente emocionante y hasta irreal algunas veces, ese sentimiento puede equilibrar cualquier mal momento que puedas estar pasando.
Así que, así decidas que será sólo por un corto plazo o uno indefinido. Te retamos a que lo hagas y experimentes por ti mismo los cambios de lo que podría ser una de las mejores experiencias de tu vida. Nunca lo sabrás si no lo intentas. Puede que sea a bordo de un crucero (Como nosotras), en un avión o siguiendo las líneas de la carretera; de vacaciones, por trabajo o simplemente en busca de una nueva aventura. Aquí cualquier excusa es válida si lo intentas.
Y si ya emprendiste el rumbo, nos gustaría oír de ti ¿Cuál fue el mayor reto que enfrentaste al hacerlo? ¿Encontraste esos “partners in crime” de los que hablamos? ¿Cuál fue ese momento al que te gustaría regresar una y mil veces más? Te esperamos en los comentarios.
Bon Voyage
With ♥

Deja un comentario